JUDO CAMPEONATO DEL MUNDO

Tashkent no es un destino habitual ni vacacional para los españoles. Pero la capital de Uzbekistán gana a partir de hoy un papel especial en nuestro deporte: el judo y su Operación Venganza en el Campeonato del Mundo, para volver a evidenciar que hay talento y resultados en el dojo nacional. La sequía olímpica en Tokio queda en el pasado y viajan a la ciudad de piedra para seguir dando saltos. 

Muchos focos van a Niko Shera, bandera del judo español tras convertirse en el último Mundial de Budapest en el primer bicampeón patrio. Aunque fue en 90 kilogramos, y el 2022 es su primer curso completo en 100. «Dejé esa época. Dejé esos metales ahí», reflexiona. «Estoy cómodo, peso más y en un peso al que le falta poco para ser ideal. Hace falta tiempo de adaptación, pero mejoro cada mes», explica a MARCA.

Su pelea será por todo tras ser bronce en el Europeo de Sofía. «Vigilamos a Wolf, Fonseca o Paltchick, pero realmente necesito competir contra ellos. En 90 conocía a todos y sabía como combatían. Ahora me falta eso, porque del vídeo a competir cambian muchas cosas», analiza.

Vive un proceso que desembocará en dos ciclos olímpicos más. «La realidad es que me falta esa medalla, pero aún así yo quiero sacar resultado todos los días. Si llega en los Juegos, bien, pero si me quedo sin ella estaré también bien porque lo di todo», asegura.

El sueño de Garrigós

Además de la presencia de Laura Martínez y Julia Figueroa en la prueba de 48kg del primer día, Fran Garrigós saltará al ‘dojo’ en búsqueda de firmar un 2022 de 10. El judoka de Móstoles ganó en Sofía el Campeonato de Europa de 60kg ante el local Gerchev, y pretende dar el salto en el Humo Ice Dome de la capital uzbeka. En el último Mundial fue bronce, al caer con el kazajo Shamsadin en cuartos pero ganó a Gerchev (de nuevo) y al galo Khyar en la repesca. Parte como número 4 del ránking mundial. La delegación española la completan lajoya Tsunoda (-70kg), Estrella López Sheriff (-52), Cristina Cabaña (-63) y Sarai Padilla (-63) en la categoría femenina y Alberto Gaitero (-66), Adrián Nieto (-66), Salvador Cases (-73), Alfonso Urquiza (-81) y Tristani Mosakhlishvili (-90) en la masculina.

Figueroa, a por los 48 kilogramos

Shera competirá a partir del 11 de octubre, pero la acción arranca para España en la jornada inaugural. En categoría femenina, España pone la atención en los 48kg con Julia Figueroa y Laura Martínez. La cordobesa no lo duda: su objetivo es una medalla. «He entrenado y competido para lo máximo. Por lo tanto, quisiera llegar a la final y ganar un Campeonato del Mundo. Hay mucho nivel pero nos preparamos para ello», explica a MARCA. Sus rivales serán la gala Boukli o las japonesas Koga y Tonaki. La oro olímpico, Krasniqi (Kosovo), subió de peso.

Para Figueroa, la carta de presentación es tremenda con los bronces europeos (2022) y en el último Mundial. «Viví una alegría increíble y luego tristeza en Tokio, pero yo siempre intento ser un poco mejor de la última vez. Todas las competiciones importantes de este año funcionaron y confío en que siga así», relata.

Figueroa o Martínez en el primer día y Shera -la próxima semana- son las caras del judo patrio. «Vamos a más. Garrigós logró una medalla que era la primera en más de una década y ahora es normal ganar tres o cuatro en cada campeonato. No somos Francia o Bielorrusia, pero peleamos y creemos», sentencia el deportista con origen en Tbilisi. Sus palabras definen a la Operación: Venganza del judo español en el Mundial que arranca hoy.

JUDO CAMPEONATO DEL MUNDO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí