ATLETISMO CAMPEONATO IBEROAMERICANO

#Alicante2022 registrará la tercera participación más alta de la historia tras San Fernando 2010 y Sevilla 1992 con 453 atletas de 24 países de la Asociación Iberoamericana de Atletismo más Ucrania. Tres de esos atletas forman parte de la delegación ucraniana de 18 componentes que ha acogido la Real Federación Española (RFEA) en la Núcia para preparar la temporada de verano a salvo lejos de la guerra que asola su país. Son Anstasiia (200 m), Kateryna Tabashnyk (altura) y Dmytro Zuiev (altura).

Entre los 453 atletas que competirán en #Alicante2022 sobresalen 7 medallistas olímpicos en Tokio: la dominicana Marileidy Paulino (subcampeona en 400 m), los cubanos Maykel Massó (bronce en longitud) y Yaimé Pérez (bronce en disco), y el relevo mixto 4×400 m dominicano al completo (plata), formado por la mencionada Paulino, Lidio Feliz, Anabel Medina, Alexander Ogando y Luguelín Santos.

También se citarán en el Estadi Olímpic Camilo Cano 2 campeones del mundo en pista cubierta en Belgrado el pasado mes de marzo. Son el cubano Lázaro Martínez, vencedor en triple, y el brasileño Darlan Romani, ganador en peso con el récord sudamericano y de los Mundiales de 22.53 m. Además, dos subcampeones del mundo con el relevo 4×400 m español como Manuel Guijarro e Iñaki Cañal se calzarán los clavos en La Nucía; en el caso de Guijarro tanto en el 400 m individual como en el relevo largo, y en el de Cañal únicamente en el 4×400 m.

El altísimo nivel del Iberoamericano de #Alicante2022 pone en jaque numerosos récords del campeonato, incluidos algunos de los más longevos. Por ejemplo, el de disco masculino, vigente desde la primera edición en Barcelona 1983 y en poder del cubano Luis Mariano Delis con 65.24 m. Hasta 3 lanzadores que estarán en La Nucía poseen marcas personales superiores a ese registro: el colombiano Mauricio Ortega (plusmarquista sudamericano con 70.29 m), el ecuatoriano Juan José Caicedo (69.34 m) y el español Lois Maikel Martínez (67.98 m). También está en riesgo el récord femenino de disco, que posee la cubana Hilda Elisa Ramos desde Sevilla 1992 con 67.46 m: su compatriota Yaimé Pérez, bronce en Tokio y vigente campeona mundial en Doha 2019, posee una marca personal de 69.39 m.

Otro récord que puede tener próxima la fecha de caducidad es el de 400 m femenino, obra de una leyenda como la mexicana Ana Gabriela Guevara con 50.65 desde Lisboa 1998. Y es que en la línea de salida se situará la dominicana Marileidy Paulino, subcampeona olímpica con 49.20 y que llega en plena forma tras derrotar a su verduga en Tokio, la bahameña Shaunae Miller-Uibo, en la Diamond League de Doha con un tiempo de 51.20 a pesar del fuerte viento.

Aun así, Paulino tendrá una fuerte competencia en #Alicante2022, empezando por su compatriota Fiordaliza Cofil. Con solo 21 años, la dominicana ocupa el 2º lugar en el ranking iberoamericano de la temporada con 51.15, y llega en progresión. La cubana Roxana Gómez será otra de las figuras de la prueba después de brillar en Tokio 2020 con un sobresaliente 49.71 que la dejó a un paso de la final olímpica. También lideró al relevo femenino de Cuba al oro en los World Relays celebrados en Silesia en 2021. La plusmarquista portuguesa Catia Azevedo será otra rival a tener en cuenta, pues llega con una marca personal de 50.59 lograda el verano pasado en el Meeting Iberoamericano de Huelva.

2 récords del Iberoamericano que pueden tener los días contados son los de peso y triple masculino. Los actuales campeones mundiales en sala Darlan Romani (Brasil) y Lázaro Martínez (Cuba) no deberían tener problemas en superar las plusmarcas del portugués Marco Fortes (20.69 m) y el excubano Alexis Copello (17.32 m), ambas logradas en San Fernando 2010. A Romani lo avalan sus 2 sensacionales récords sudamericanos en peso, 22.61 m al aire libre y 22.53 m en pista cubierta, y aunque se colgó el oro en Belgrado llega con hambre de medallas tras quedarse a las puertas en Doha 2019 y Tokio 2020.

Lázaro Martínez ha explotado este invierno, triturando todas sus marcas en Belgrado con un inconmensurable salto de 17.64 m. Además, se verá empujado por una serie de rivales de alto nivel que conoce de sobra cómo pasar de 17 metros: los brasileños Almir Dos Santos (17.53 m) y Alexsandro Melo (17.31 m), el portugués Tiago Luis Pereira (17.11 m) y el joven cubano Andy Hechavarría (17.09 m). También llega lanzado el español Marcos Ruiz, que se colocó séptimo del mundo en 2022 con su salto de 16.85 m el pasado sábado en la Liga Joma.

También progresa adecuadamente el español Orlando Ortega después de haber dejado atrás por completo la lesión que le impidió defender en Tokio su plata olímpica. Ya ha corrido en 13.50 esta temporada, mejorando en cada carrera, y puede amenazar el récord del Iberoamericano que posee Anier García con 13.39 desde Medellín 1996.

En velocidad masculina, destaca por marcas personales el joven brasileño Erik Felipe Barbosa, que corrió los 100 metros en 10.01 en 2021. También los dos cuatrocentistas dominicanos, uno por presente y otro por experiencia. Lidio Feliz llega con la mejor marca de 2022 de todos los participantes, 44.83 lograda el pasado sábado en el estadio que lleva el nombre de su compañero y referente Luguelín Santos. Este, que también peleará por las medallas en #Alicante2022, ganó la plata olímpica en Londres 2012 y el bronce mundial en Moscú 2013, y llegó a correr en 44.11. Dos brasileños saben los que es bajar de 49 segundos en 400 m vallas: Marcio Soares (48.60) y Mahau Camargo (48.67).

En los sprints femeninos, al margen de las ya mencionadas cuatrocentistas, sobresalen 5 atletas que han bajado de 23 segundos en 200 m: la brasileña Viola Cristina Silva (22.62), la portuguesa Lorene Bazolo (22.64), las ecuatorianas Ana Gabriela Tenorio (22.75 y 10.99 en 100 m) y Gabriela Anahí Suárez (22.85), y la chilena Isidora Jiménez (22.95). En 100 m vallas, la brasileña Vitoria Sena Batista (12.95) y la puertorriqueña Paola Alejandra Vázquez (12.98) han roto ya la barrera de los 13 segundos.

El medio fondo masculino arroja 3 atletas que han corrido en menos de 1:46.00 los 800 metros: el puertorriqueño Ryan Sánchez (1:44.82) y los españoles Álvaro de Arriba (1:44.99) y Pablo Sánchez-Valladares (1:45.19). También otros 4 que han corrido por debajo de 3:40.00 en 1500 m: los argentinos Federico Bruno (3:36.18) y José Zabala (3:38.52), el portugués Isaac Nader (3:36.50) y el español Sergio Paniagua (3:38.63). En 5000 m, el mejor marquista destacado es el español Carlos Mayo, vigente campeón nacional, con sus 13:18.15.

En mujeres, la brasileña Flavia María de Lima ha estado a punto de colarse en el club sub-2 en 800 m con 2:00.40. Más lejos están, pero por juventud apuntan a candidatas, las españolas Marina Martínez (2:02.85) y Daniela García (2:03.02), y la cubana Daily Marlins Cooper (2:02.90). La española Solange Pereira (4:06.39), la colombiana Muriel Coneo (4:06.99) y la portuguesa Salomé Alfonso (4:07.98) ya han bajado de 4:10.00 en 1500 m, y las jóvenes española y portuguesa Águeda Muñoz (4:10.41) y Mariana Machado (4:10.61) están en la frontera para hacerlo.

En 5000 m, la venezolana Joselyn Brea presenta la mejor marca con 15:21.41, pero tendrá enfrente a la olímpica española Lucía Domínguez (15:26.19) y a su compatriota Carla Domínguez, plusmarquista española sub-20 (15:38.61). Y en 3000 m obstáculos, la argentina Belén Casetta (9:25.99) atenderá un enfrentamiento estelar ante las españolas Irene Sánchez-Escribano (9:27.53) y Carolina Robles (9:34.30), finalista olímpica en Tokio.

Los fondistas tomarán las calles de Torrevieja el domingo 22 para disputar el medio maratón, con 3 mujeres que han bajado de 1:12:00, las argentinas Florencia Borelli (1:10:30) y Daiana Alejandra Ocampo (1:11:50) y la española Marta Galimany (1:11:08), y otra española, Laura Méndez (1:12:58), que llega pletórica tras ganar el Campeonato de España de 10 km. En hombres sobresalen los nombres de Tariku Novales (1:01:46) y Jorge Blanco (1:02:25), los 2 únicos inscritos que han bajado de 63 minutos.

Los saltos dejarán momentos para el recuerdo con 4 hombres con marcas superiores a 2.30 m en altura: el cubano Luis Enrique Zayas (2.33 m), los brasileños Thiago Julio Souza (2.31 m) y Fernando Carvalho (2.30 m), y el mexicano Édgar Alejandro Morales. En pértiga, aparte del argentino Chiaraviglio, que se menciona más abajo; destaca la presencia del brasileño Augusto Dutra que llega con marca personal de 5.82m. Mención aparte merece la longitud, en la que aparecen 9 inscritos que han saltado 8 metros, empezando por el vigente bronce olímpico, el cubano Maykel Massó (8.39 m), y siguiendo por el español Eusebio Cáceres (8.37 m), 4º en Tokio, y el argentino Emiliano Lasa (8.28 m).

La longitud femenina coloca a la española Fátima Diame, olímpica y finalista mundial en sala, como mejor marquista con 6.82 m; mientras que en triple 7 mujeres han saltado más de 14 metros. La cubana Liadagmis Povea, con 14.93 m de marca personal, puede llegar en cualquier momento a los 15 m. Igualmente habrá que prestar atención a su compatriota Leyanis Pérez (14.53 m), y a la brasileña afincada en España Nubia Aparecida Soares (14.69 m).

En lanzamientos, las españolas Laura Redondo (70.66 m) y Belén Toimil (18.84 m) son las más destacadas en martillo y peso respectivamente. Y en martillo masculino hay hasta 6 atletas que han lanzado más allá de 75 metros, liderados por el español Javier Cienfuegos (79.38 m) y los chilenos Humberto Mansilla (77.70 m) y Gabriel Kehr (77.54 m).

El campeón de Europa y 4º olímpico de 20 km marcha, el español Álvaro Martín, sobresale entre los inscritos en 10.000 m marcha, igual que su compatriota Laura García-Caro, olímpica en Tokio.

Solo participa un plusmarquista de los campeonatos, el pertiguista argentino Germán Pablo Chiaraviglio (4 veces campeón iberoamericano), que saltó 5.70 m en Ponce 2006; y también 2 plusmarquistas absolutos iberoamericanos: los anteriormente mencionados Darlan Romani (Brasil, 22.61 m en peso) y Javier Cienfuegos (España, 79.38 m en martillo).

3c08264669913b415f11900f330b4911a529315b