BALONMANO CAMPEONATO DE EUROPA

Todo pasa primero por ganar al cuadro neerlandés, su verdugo en la final del Mundial de Japón 2019 con un polémico siete metros en los
últimos segundos y que se ha llevado los últimos tres partidos disputados entre ambas selecciones.

Para ello, deberá mejorar sus prestaciones en ataque, en el que volvió a faltar fluidez el pasado viernes; de hecho, España es la selección de la ‘Main Round’ que promedia menos goles por partido (23,5), ocho menos incluso que Noruega, con un partido pendiente. Además, se agarra a la fiabilidad de Nicole Wiggins, excepcional bajo palos en la primera parte ante Rumanía, y a la fuerza con la que ha llegado Silvia Arderius como sustituta de la lesionada Alicia Fernández.

Enfrente, Países Bajos también ha visto cómo se le complicaban sus opciones de acceder a las semifinales del Campeonato de Europa después de caer el viernes ante Alemania (28-36), a la que las Guerreras habían conseguido superar dos días antes.

A pesar de la renta de tres goles con la que arrancaron el encuentro, las pupilas de Per Johansson fueron aflojando hasta conceder el mayor número de goles en un solo partido este torneo. Ahora tratarán de evitar su peor resultado en la competición desde 2006, cuando las neerlandesas acabaron decimoquintas.»Enfrentarnos a España hace que el partido sea totalmente diferente. Tenemos que adaptarnos, debemos sufrir y debemos ser valientes. La venganza será nuestra fuerza motriz y el lema de las jugadoras», señaló el seleccionador Per Johansson, que deberá lidiar con la baja de Kelly Dulfer, suspendida por la tarteja roja que vio ante las germanas.

6205799

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí