DAKAR 2022 ETAPA

Lo intentó con todas sus fuerzas, con la una fractura de clavícula desde la etapa 5, pilotando con mucho dolor y con todo en contra, pero siempre siendo fiel al estilo que le ha llevado a ser el tercer piloto de la historia del Dakar con más triunfos de etapa (29), pero a su vez, a no tener ningún triunfo general de Dakar en su palmarés. Barreda no entiende de estrategias. Solo de acelerar. De sacar su revólver y disparar. Por eso le llaman ‘Ban Bang’. Logra dar en la diana con su velocidad, pero ello en el Dakar es sinónimo de dificultades. Lo decía Peterhansel un día antes, que nunca ha mirado los triunfos de etapa, que prefería la general, y que ejemplo de que esa era la estrategia correcta era Barreda: “Con tantas victorias de etapa pero no ha ganado nunca un Dakar”. Ganar un día en esta prueba supone salir desde delante al día siguiente, y eso es sinónimo de perder tiempo al no tener referencias de otros pilotos delante. Esta vez, Joan arrancaba tras ser tercero ayer, hacia una penúltima etapa del Dakar que se antojaba como la más difícil de esta edición. Lo tenía todo en contra. Y finalmente, se hundió cualquier opción de triunfar en el desierto saudí.

Con dos pilotos de la competencia delante, Price y Luciano BenavidesBarreda sabía que ambos le dejarían tirar y abrir pista, tanto a él como al piloto de Yamaha Van Beveren. No le iban a marcar el camino. Y eso acabó ocurriendo. Joan intentó dar gas a tope. Pero pronto se daría cuenta que el esfuerzo sería en vano. En el kilómetro 127, Joan ya perdía 9 minutos respecto al mejor, una brecha que seguiría aumentando a cada paso por los posteriores puntos de control, hasta ceder en meta más de 25 minutos respecto al ganador del día, Kevin Benavides, reenganchado hoy a la carrera tras pararse ayer por una rotura de motor.

La estrategia ganadora de KTM y de Quintanilla (Honda)

Joan lo intentó a la desesperada en esta penúltima jornada, pero no pudo firmar un triunfo que hubiera sido épico y memorable. Sucedió lo que todo el mundo preveía. El día antes, KTM hizo los deberes mejor que nadie, jugando dos cartas ganadoras. Decidían que un piloto de su filial GasGas, Sam Sunderland, y a uno de sus favoritos oficiales KTM, Mathias Walkner, cedieran muchísimo tiempo en la etapa 10 para salir retrasadísimos a esta jornada final, la etapa reina. Podían así dar gas a tope siguiendo las marcas de las motos que habían salido anteriormente. Por su parte, Honda replicaba esta apuesta con uno de sus hombres: Pablo Quintanilla. Y la estrategia que todo el mundo veía como ganadora, no falló. 

Publicidad

Sunderland fue segundo en la etapa 11 a solo 4 segundos del ganador Kevin Benavides, Walkner fue cuarto a menos de 5 minutos. Quintanilla fue 6º a 7 minutos del ganador y Cornejo fue 7º A 8 minutos.

Sunderland, Quintanilla y Walkner, lucha final

Eso hizo que en la general Sunderland le arrebatara el liderato a un Van Beveren que saliendo desde delante tampoco pudo hacer nada para mantener el mando. 

Sunderland, con la GasGas, lidera la general con 6’52” de margen sobre la Honda de Pablo Quintanilla y a 7’15” del piloto de KTM Walkner. Van Beveren y Barreda, grandes damnificados de esta 11ª etapa al salir delante, están ya eliminados de la lucha por la victoria, con el francés en la cuarta plaza de la general a 15’30” y Joan en la quinta posición a 27’54”. 

Barreda dijo adiós no solo al triunfo, sino al podio, que ahora tiene a 20 minutos. Casi inalcanzable para él. Su mejor posición en el Dakar es una quinta plaza por su forma inconfundible de afrontar las carreras: pensando más con el puño del gas que en la estrategia. Este año podría despedirse de Honda, y podría hacerlo en la quinta plaza de la general.

Ahora, Sunderland, Quintanilla y Walkner, separados por 7 minutos, se la jugarán en la etapa final, de 163 km de pistas de tierra hasta llegar a Jeddah. Final apasionante con los tres pilotos sin licencia para fallar. Hay un ‘touareg’ de bronce en juego.

Santolino, día complejo

Lorenzo Santolino también pagó muy caro su adelantada posición de salida, y también, que parte importante del recorrido fuera de dunas complejas, un terreno en el que no pudo prepararse todo lo que habría querido por el cierre de fronteras de Marruecos en noviembre. El salmantino sabía que le tocaría sufrir. Y así fue. Tuvo que apretar los dientes y terminó perdiendo 23’33” respecto al ganador del día. 

El de Guijuelo arrancará desde atrás en la última etapa, a 57′ 33”  del líder en la general (12º), pero a 6  minutos de la novena plaza. Esa debe ser su meta. Puede optar a repetir Top-10La quinta o sexta plaza que buscaba este año, igualando la sexta posición del 2021, se complicó hace dos días por el cambio de motor que tuvo que realizar en su Sherco, que le costó 15 minutos.

DAKAR 2022 ETAPA