Los campeones de liga reciben su trofeo en un acto que se recupera tres años después en Fuenlabrada