PARÍS – TOURS

El ciclista francés Arnaud Démare (Groupama-FDJ) se ha impuesto en la 115ª edición de la clásica francesa París-Tours, prueba del calendario UCI ProSeries disputada este domingo sobre un trazado de 212,3 kilómetros con diversos tramos pro caminos de tierra que enlazó las localidades galas de Chartres y Tours.

Démare se impuso tras un agónico final, en el que se unió a falta de unos 350 metros al dúo de cabeza integrado por su compatriota Franck Bonnamour (B&B Hotels) y el belga Stan Dewulf (AG2R), quienes protagonizaron la espada de la jornada y que veían muy cerca la ocasión de disputarse entre ambos la que hubiera sido su respectiva primera victoria como profesional.

Démare paró el crono de la prueba en 4 horas, 33 minutos y 7 segundos (con una media de 46,639 km/h), precediendo a Bonnamour, el belga Jasper Stuyven (Trek-Segafredo) y a Dewulf, segundo, tercero y cuarto, respectivamente. A 40 segundos llegó el grupo principal.

Publicidad

La jornada, que desde el inicio vio continuos intentos de espada, vivió su primer gran momento con la escapada protagonizada por el trio integrado por Dewulf, Bonnamour y el belga Fredeik Frison (Lotto-Soudal). Sin contar con grandes ventajas, que a falta de 17 km para el final era de 21 segundos sobre el grupo principal, lograban mantener las distancias ante unos perseguidores que empezaban ya a despertarse.

Bastó una pequeña ascensión, para que el grupo perseguidor se rompiese y saltasen siete corredores en busca del trio escapado, mostrándose muy activo el español Roger Adria (Kern Pharma), que adquirió unos metros de ventaja y se puso a unos 17 segundos de la cabeza. Era el momento, en el que la carrera pasaba por un corto tramo sobre tierra, levantando una gran polvareda.

A 12 kilómetros de la llegada, el trio de cabeza se quedó sólo en un dúo, pues Frison sufrió un problema mecánico. manteniendo unos 21 segundos sobre un sexteto en donde estaba Adria. Había aumentado ligeramente la ventaja de los de cabeza, pero ya se empezaba a vislumbrar un movimiento que a la postre resultó decisivo.

Del grupo perseguidor se fueron Démare y Stuyven en busca de los escapados, llegando a estar a 12 segundos a sólo 9 kilómetros de la meta. Se iniciaba prácticamente un ´mano a mano´ entre las dos parejas. en busca de la victoria final. Los perseguidores acortaban su desventaja pero lo hacían de forma leve, situándose a 10 segundos a falta de 4 kilómetros, y a 7 a sólo 2 Km.

En el último kilómetro se entró con una diferencia de solo 5 segundos, y todo parecía indicar que la victoria estaría entre Bonnamour y Dewulf. El ganador estrenaría su palmarés como profesional. Pero bastó que aflojaran un instante, quizás por exceso de marcaje entre ambos, para que a tan sólo 400 metros de la meta, se les viniesen encima Démare y Stuyven. El triunfo se iba a decidir en un sprint a cuatro. Y el más rápido fue Démare, que se impuso a sus compañeros de llegada.

El francés, de 30 años y ya ganador en el pasado, entre otras, de la Milán-San Remo y de la Milán-Turín, sumaba la París-Tours a sus triunfos finales este 2021 en la Roue Tourangelle y la Boucles de la Mayenne, donde además se hizo con tres etapas, y a sus dos etapas en la Vuelta a la Comunidad Valencia y a una en el Ruta de Occitania.

Démare sucedió en el palmarés de la clásica francesa al danés Casper Pedersen, vencedor de la pasada edición (2020).